Los “Correos de Blesa”: el fin de una era

6 MOTIVOS PARA EL ACCESO ABIERTO

Queremos terminar el trabajo que se empezó en diciembre de 2013 cuando, por primera vez, algunos miembros de Xnet hicimos llegar a algunos medios lo que la prensa llamó los Correos de Blesa, miles de correos electrónicos corporativos del ex-presidente de Caja Madrid que dejaron en evidencia, con casos como el de las Tarjetas Negras, cómo se fraguó el hundimiento de Bankia y su rescate público en 2012.

Queremos hacerlo porque desesperamos viendo como la historia que en ellos se cuenta no está siendo explicada verídicamente por el Gobierno, los partidos y muchas instituciones u otros poderes que tienen intereses en que no se haga y que, peor aún, la utilizan para lavarse la cara y para seguir perpetrando la misma estafa.

Por eso hemos decidido contarla nosotros.

Para empezar, hoy el equipo de prensa de Xnet hace posible que cualquier periodista, investigador, grupo de afectados o simplemente a cualquier ciudadano, pueda tener acceso directo a una selección de los correos electrónicos originales a través de 4 medios online.

Una vez más, ha sido una fuente anónima la que se ha dirijido a nosotros a través de nuestro Buzón de Xnet contra la Corrupción, para facilitarnos el dominio web http://correosdeblesa.com con el contenido completo en bruto. Aclaramos así que el dominio http://correosdeblesa.com pertenece a una fuente anónima. Al igual que sucedió con la primera entrega, nosotros tan solo hemos facilitado el acceso a la opinión pública, en este caso cribando y ordenando el material contenido en él.

Hemos realizado una criba en profundidad poniendo en equilibrio la responsabilidad periodística de preservar el derecho a la privacidad, con el derecho ciudadano a conocer hechos históricos que han afectado nuestras vidas en el último decenio. Podéis ver los criterios de publicación aquí: http://correosdeblesa.com/#criterio-publicacion. El formato resultante tiene como objetivo ser el más accesible informativamente posible, teniendo en cuenta los medios escasos de los que disponemos, e incluye material inédito. Para facilitar su consulta, lo presentamos en orden cronológico en cuatro carpetas temáticas (“Genéricos”, “Cosas del consejo y de la comisión”, “Vivir bien” y Caza”) y también incorporamos un buscador para que cualquier persona pueda navegarlo ágilmente.

Todo ello ha exigido varios meses de trabajo que el equipo de prensa de Xnet ha realizado de buen grado por las siguientes razones:

  1. Como decíamos, es desesperante ver como la historia está siendo manipulada y, por eso, queremos contarla nosotros. Cuando decimos nosotros no nos referimos solo a los que hemos permitido que los Correos de Blesa vieran la luz o los que estamos impulsando el caso Bankia y vemos a diario como avanza, sino también a los ciudadanos que contribuyen a ello o a los que sufren las consecuencias de estafas de estado como la de las preferentes y la de la salida a bolsa de Bankia.

    Por eso hacemos accesible este material y a partir de él, junto con personas con mucho oficio como lo son Alberto San Juan, El Teatro del Barrio, Conservas, Eduard Fernández y Francesc Garrido, escribiremos el guión de un espectáculo que irá de ciudad en ciudad, de pueblo en pueblo y que se irá actualizando en tiempo real según los avances del juicio y con las aportaciones de la ciudadanía que ha sufrido de diferentes maneras en su propia piel las consecuencias de lo que se cuenta en los Correos de Blesa.
    Como siempre hemos dicho
    , el afán que nos mueve es el contrario al linchamiento político personal: esta idea surge, precisamente al ver el abandono y posterior linchamiento de Rato por parte de los suyos, en un intento de avalar la teoría de la manzana podrida, cuando sabemos que lo que estaba podrido era el cesto, que la tragedia colectiva que ha sido la “crisis”, no es responsabilidad de uno sino de todos los que la han permitido.

    La historia que queremos contar no es la historia de Blesa, de Rato o de los nombres que salen en los Correos.

    Es la historia de una trama de Estado para saquear un país. Es también la historia de cómo la ciudadanía, los afectados, los activistas, los mecenas del crowdfunding, los expertos honestos y desinteresados, unos pocos servidores públicos valientes, los periodistas, los artistas…, organizándose, hicieron que la verdad saliera a la luz.

    La que vamos a contar es una historia real.

  2. Estos correos son parte de la historia de nuestro país, pues contienen la narración de cómo se creó el boquete en la economía española – lo que algunos han llamado cínicamente “crisis” -, y como tales deben ser accesibles en un archivo susceptible de ser estudiado en profundidad. Quedan cosas por destapar.
    Tenemos ante nosotros errores humanos y abusos, pero también el dibujo de las formas de organización obsoletas que los han permitido y que colectivamente debemos erradicar y sustituir por otras.

    Las cajas eran “públicas”. Esto, en la jerga que ha imperado hasta ahora sin que nadie la discutiera, quería decir “de los partidos”, una visión que en la era del 15M nos parece absurda y medieval. Nosotros defendemos firmemente que “público” ahora solo puede significar “común y bajo vigilancia ciudadana”.

  3. Estos correos, que son mensajes corporativos y no emitidos desde direcciones mail privadas (o sea, que se gestionaban desde cuentas de CajaMadrid u otras cuentas corporativas), pertenecen a la ciudadanía: los compramos los ciudadanos con nuestro dinero a través del rescate más caro de la historia de España, la “nacionalización” de Bankia en 2012. Por eso aquellos que tienen un interés informativo e histórico deben ser accesibles a todo el mundo.

  4. Como decíamos, una razón de peso para que los Correos de Blesa sean públicos es que desde el 15M la ciudadanía está dando una lección al mundo: la Historia no la escriben los Gobiernos, la está escribiendo la gente que se organiza y actúa. Por eso es necesario que la historia se escriba así, en primera persona del plural.

    De lo contrario, seguiremos viendo cómo la propaganda del Gobierno y los poderes establecidos, o simplemente la desinformación y la falta de rigor, hacen que parezca que la corrupción la esté desmantelando Rajoy y sus compinches, las cúpulas de instituciones que en realidad en muchas ocasiones la tapan (como Hacienda, CNMV, etc.) o algún partido en campaña electoral.

    Hemos de evitar esto a toda costa por dos motivos fundamentales: el primero es que debe quedar patente que NO están haciendo las cosas bien y que NO son esos poderes los que nos salvarán, sino que tenemos que salvarnos nosotros mismos; el segundo es que el ejemplo de la ciudadanía activa fomenta que haya más ciudadanos que actúen y que estas prácticas se repliquen más y más porque todo el mundo percibe que SÍ dan resultados.

    Por eso hoy también contamos desde dentro y en detalle cómo salieron a la luz los Correos de Blesa y las Tarjetas Negras.

  5. Sabiendo cómo salieron a la luz, se puede entender cómo tampoco la prensa puede hacer el trabajo por sí sola, ya que tras lo que se destapa en ella muchas veces se encuentra el trabajo de algún ciudadano o grupo organizado.

    Si los medios son vistos como únicos protagonistas de las revelaciones de escándalos de corrupción omitiendo la labor ciudadana, se favorece la estrategia de gobiernos, instituciones y políticos corruptos que juegan con la confusión y la desinformación para lavarse la cara. Dividen las sociedad en dos: los que tienen los medios para actuar y los que no, fomentando a que permanezcamos pasivos. De este modo, los debates generados por las filtraciones se circunscriben a la arena mediática y partidista, reduciéndose al esquema “Y tú más”, “Y vosotros también”, en lugar de empoderar a cada vez más ciudadanos para que tomen cartas en el asunto.

    En un nuevo paisaje democrático de ciudadanía organizada, periodistas ciudadanos y ciudadanos periodistas, la posibilidad de acabar con el saqueo de los gobiernos corruptos pasa indefectiblemente por que la información fluya para que todos podamos usarla, en vez de tratarse a modo de “exclusiva” de uno o pocos medios. No hay otra vía.

    Las personas que buscan la información, las que la destapan, las que la ordenan y la ponen a disposición de los medios o de la justicia, las que la difunden y cotejan, las que aportan fondos en los crowdfundings, los contados y valientes jueces o los funcionarios públicos que cumplen con su cometido a pesar de las presiones… Es gracias a todos ellos que estamos acabando con la corrupción en otro esfuerzo colectivo modélico.

    Y así tiene que ser ya que la corrupción solo acabará con el control proactivo, continuado y definitivo de la ciudadanía sobre instituciones y partidos. Jamás se hará por generación espontánea desde dentro.

  6. Por todo ello, podemos mejorar la manera de utilizar información sensible para acabar con la corrupción. Y debemos hacerlo urgentemente, ampliando y fortaleciendo nuestros métodos, ya que leyes mordaza de todo tipo intentan evitarlo.

    ¿Queremos vivir en un mundo donde está prohibido desvelar la trama de las Tarjetas Negras y la complicidad de la cúpula de partidos y sindicatos en ella? , ¿un mundo en el que las instituciones y los partidos saquean los bienes comunes en secreto y total impunidad?

    Estas leyes quieren conseguir esto, entre otras cosas.

    Cuando por primera vez nos contactó una de las fuentes de los Correos de Blesa, éramos parte del núcleo fundador del Partido X y de 15MpaRato. La gestión de este material, que supuso la segunda filtración de corrupción bancaria más importante de la historia española, significó para muchos de nosotros un salto cualitativo tras años trabajando con información ciudadana.

    Con esta experiencia comprobamos que, en muchos casos, los medios – a menudo por falta de recursos, otras por falta de voluntad – no podían crear una relación de colaboración real con las fuentes, con alertadores como nosotros y con otros medios; una relación que permitiese ser realmente efectivos contra la corrupción, más que un simple cauce de denuncia y escándalo.

    Esta frustración nos demostró la necesidad de crear formas de actuación más colaborativas y, por ello, más eficaces. De ahí la creación de nuestro Buzón de Filtraciones Ciudadanas contra la Corrupción, el Buzón de Xnet en el que colaboran más de 50 periodistas de decenas de medios.

    No obstante, este Buzón se ha topado con otra limitación: los periodistas no dan abasto con su labor diaria en tiempo real si a ella se suma toda la información que recibimos de la ciudadanía en el Buzón – unos 60 correos al mes de los que un 10% son de utilidad informativa y/o jurídica para destapar corrupción.

    Para superar este nuevo obstáculo, ahora creamos un blog de noticias en varios medios simultáneamente que confiamos permita dar una salida más rápida y cooperativa a la información; porque creemos que gobiernos acabados, atrincherados tras Códigos Penales pensados para castigar a quien lucha y construye, y para facilitar la impunidad a los corruptos, pueden ser derrotados defendiendo y haciendo un uso colectivo e implacable de nuestro derecho a saber y a informar.

Hoy queremos terminar lo que empezamos en su día con los Correos de Blesa para que este ejemplo sea el pistoletazo de salida de una maquinaria realmente eficaz y amplia de intercambio y cooperación entre fuentes, alertadores, grupos ciudadanos, periodismo de investigación en red e instituciones realmente democráticas.

Cualquier persona puede ser el motor de la historia, pero solo cooperando con otras.

Si no quieres que otros se beneficien del esfuerzo colectivo para lavarse la cara es importante que seas protagonistas y es importante recordar que #laciudadaníalohizo

Buena lectura.

DE QUÉ HABLAN LOS CORREOS

Queremos compartir esta posibilidad con todo el mundo la posibilidad de tener la experiencia que hemos tenido ya que, quienes hemos podido bucear en este material y quienes trabajamos con él como 15MpaRato en el “caso Bankia”, hemos entendido una cosa bien clara: este mar de corrupción en el que parecemos inmersos no es tan insondable.

Finalmente son siempre los mismos, al menos desde las últimas cinco legislaturas: una buena parte de las cúpulas de los partidos políticos, de los grandes sindicatos y de la CEOE participa de una misma trama de tipo mafioso en la que miembros del gobierno son el brazo ejecutor de lo que necesita la organización y los militantes son utilizados como tapadera. El plan consiste en perpetuarse en el poder para poder saquear los bienes públicos, comprando voluntades políticas y medios de comunicación. Todos los participantes en la trama pueden enriquecerse desmesuradamente si así lo desean, pero siempre a cambio de asegurar que se aporte en igual medida a la organización. Esto funciona así.

Los Correos de Blesa nos permiten ver cómo dentro de las cúpulas de PP, PSOE, IU Madrid, CCOO y UGT se esconden organizaciones para delinquir en el sentido estrictamente jurídico del término.

La acusación ciudadana @15MpaRato nos permite dar un cauce jurídico a todo este trabajo. No basta con destapar la corrupción; debemos encarcelar a los culpables y acabar con la impunidad.

Con estos correos hemos podido demostrar tramas de corrupción como las “Tarjetas Black” o la estafa de las preferentes, pero también nos permiten reconstruir cómo y quiénes han saqueado este país durante la última década en lugar de ahogarnos y perder la esperanza en un mar de sobreinformación sobre corrupción.

Los correos dejan al descubierto algo más: todos sabíamos ya que no fue una crisis, que fue una estafa. Ahora además sabemos que esa estafa fue una chapuza, el retrato político de nuestra clase gobernante en muchos casos básica y tristemente incompetente.

 
Otros enlaces de interés:
Cómo salieron a la luz los “Correos de Blesa”
 
Entrar en LOS CORREOS DE CAJA MADRID, los “Correos de Blesa”

 

Estrenamos blog

Buenos días,

 

Hoy estrenamos blog.

Abrimos este espacio de noticias para que aquí se puedan narrar reflexiones estratégicas y acciones en tiempo real.

 

Hoy a las 10h haremos nuestra primera publicación desde aquí.

Atentos. Vamos a recibir la Ley Mordaza cómo se merece: con un ejemplo. Por eso y porque creemos que os gustará, necesitaremos vuestra ayuda para la difusión.

 

Hasta ahora 😉